Efecto Amalia: «preferimos decir que somos una banda de rock y que cada uno juzgue por sí mismo»

Browse By

Efecto Amalia lanza su tercer disco de estudio, “Naturaleza transitoria”. Consta de 12 tracks que recorren los más variados estilos y ambientes donde prima el rock alternativo y progresivo. El álbum fue construido basando cada canción en un hexagrama del I Ching (también conocido como El libro de los cambios, libro de adivinación y filosofía oriental) para representar una fuerte dualidad entre dos energías opuestas.

¿Cómo definirían su sonido para aquellos que todavía no los conocen?

 

Solemos caer bajo los términos “rock alternativo” o “post rock” pero nos cuesta limitar nuestro sonido a un género específico ya que tenemos influencias muy variadas. Además, como dice una de nuestras canciones: “Nombramos para negar”. Esto viene de una frase de Kierkegaard que expresa que cuando definimos algo con una palabra negamos todo el resto de las posibilidades que esto puede ser. Por eso preferimos decir que somos una banda de rock y que cada uno juzgue por sí mismo.

El disco fue construido basando las canciones en el I Ching, ¿cómo fue eso?


La composición empezó desde la charla, sin instrumentos de por medio. El primer paso fue juntarnos y, a partir de un hexagrama específico, compartir qué emociones nos provocaba éste y de qué forma podíamos expresarlas de la forma más fiel posible. Así construimos las 12 canciones que componen el disco, cada una a partir de un hexagrama distinto, siempre intentando representar la polaridad que este oráculo ostenta.

En la presentación del álbum se lo escuchó por primera vez en plena oscuridad y desde parlantes holofónicos, ¿cómo surgió esa idea? ¿cómo resultó la experiencia? ¿qué descubrieron ustedes mismos del disco a partir de eso?


Queríamos hacer algo distinto. Algo que ninguna banda local hubiera hecho. Entonces surgió la idea de los parlantes holofónicos. Varios integrantes de la banda ya habían pasado por la experiencia de la tecnología de Hugo Zuccarelli y nos pareció una opción óptima para escuchar el disco en una calidad única. Fue verdaderamente una locura, muchos terminaron emocionados hasta las lágrimas, o simplemente conmocionados. Si algo descubrimos fue la potencia emocional que el disco contiene, no esperábamos algo así. También rescatamos la importancia de escuchar un disco completo en plena oscuridad, sin interrupciones ni otros estímulos. La experiencia es otra, más teatral y visceral. Fue el debut ideal para “Naturaleza transitoria”.

¿Cuáles son sus planes para la segunda mitad del año?

El 18 de agosto vamos a presentar el disco en Espacio Cultural Mi Casa (Agüero 787), acompañados por los amigos de Postales y Ecos Noventa. A partir de esa fecha aspiramos a tocar todo lo posible, a seguir descubriendo nuevas bandas y nuevos lugares para tocar, a salir a girar por el conurbano, y quién sabe, tal vez también por el Interior. Lo importante es mantenernos activos y hacer sonar “Naturaleza transitoria” en cada rincón al que podamos llegar.