Tres visitas internacionales que se vienen

Browse By

Hay visitas que se esperan por repetición y otros por la novedad. Llegando el final del año habrá lugar para ambas opciones.

Por un lado vuelven Iron Maiden y Muse, por el otro, hará su debut en Argentina The Raconteurs, la banda de Jack White.

Iron Maiden, que se presentó  por primera vez en Buenos Aires en el año 92, regresará el próximo 12 de octubre, no ya para conquistar nada -eso fue hace mucho tiempo- sino para perpetuar el romance con el público de estas tierras. Será en el marco del  ‘Legacy Of The Beast Tour’ y será además en un lugar que le es muy conocido: el estadio de Vélez Sarsfield.

¿Qué podemos esperar del show de Maiden? En principio lo de siempre, que no es poco. Potencia, despliegue, comunicación son su público y la sensación que nos serán muchas más las veces que se los podrá ver por acá.

Muse regresa luego de cuatro años, el 11 de octubre, un día antes que Iron Maiden y será en otro escenario: el Hipódromo de Palermo. La banda formada porMatt Bellamy, Dominic Howard y Chris Wolstenholme, lo hará en el marco del Simulation World Tour, que es la gira de presentación de su álbum Simulation Theory, editado en noviembre del 2018.

¿Qué podemos esperar de Muse? Es difícil saberlo, ya que la banda británica se presentó en varias ocasiones en nuestro país con un rendimiento dispar, pero a la que nunca puede criticarse la profesionalidad y el enorme despliegue escénico y, naturalmente, las canciones, muchas de ellas de enorme valor. .

The Raconteurs llegará a Buenos Aires el 12 de Noviembre y lo hará en un lugar más pequeño que los anteriores, aunque muy icónico: el Teatro Gran Rex en la calle Corrientes.

La banda integrada porJack White junto a Brendan Benson, Jack Lawrence y Patrick Keeler hará su debut en la Argentina para presentar nuevo disco «Help Us Stranger».

¿Qué podemos esperar de The Racounteurs? En principio hay malas noticias para quienes no se separan del celular: no se va a  poder entrar con él. Más allá de esto, se puede augurar sorpresa -ya que nunca tocaron acá-, potencia y un clima de gran energía asegurado.