Browse By

Teatro: El gato de Schrödinger 

Si ir al teatro implica dejar el mundo ordinario para sumergirse por un rato en otro mundo en el que todo es posible,  El gato de Schrödinger  potencializa esa idea y la supera. Es que lo que propone el texto del uruguayo Santiago Sanguinetti  es justamente lo que postula el físico austríaco Erwin Rudolf Josef Alexander Schrödinger: que dos mundos pueden existir al mismo tiempo.

El físico utilizó el ejemplo de un gato encerrado en una caja que está al mismo tiempo vivo y muerto, teoría que es explicada en un vestuario de futbol por un jugador que se retira voluntariamente de un partido. Su auditorio escucha azorado: dos peluches gigantes que son las mascotas oficiales del equipo, un dirigente excéntrico y un técnico expulsado del partido.

Los personajes están muy bien definidos y se encarnan en actores que cumplen todos con creces su función: Horacio Acosta, Facundo Aquinos, Pablo Cura, Juan Isola, Guido Losantos y Emanuel Parga.

El texto, basado en teorías científicas y políticas como la física cuántica, el anarquismo, la psicología de Lacan, es profundo y divertido a la vez. Los diálogos, que  resultan descabellados, mueven a la risa constante y al asombro del espectador.

El gato de Schrödinger es un tesoro escondido que merece ser descubierto. El teatro es un mundo que existe al mismo tiempo que la vida cotidiana.

El gato de Schrödinger en Timbre 4, México 3554, Lunes 21hs