Ciudad Emergente, día 1: Fría como el viento

Browse By

En la primera noche de Ciudad Emergente el cierre  estuvo destinado a «Solamente una vez: Luis Miguel pop & rock». Antes de comenzar se abrían dos alternativas: se podía tratar de un hecho oportunista montado en el éxito de la serie del cantante mexicano o se iba a tratar de un hallazgo artístico fundado en la cantidad de cantantes de renombre convocados para interpretar los temas de Luismi, aquellos que conocemos todos. Pero, a poco de comienzo del show, cuando Juanchi Baleirón subió al escenario para cantar Inolvidable, la propia canción despejo dudas: en esa noche no  se haría honor a la letra que dice «imborrables momentos que siempre guarde el corazón». Difícilmente quede en el recuerdo lo que  sucedió en la Plaza de la Usina. A Juanchi le sucedieron varios aristas que cumplieron de forma correcta su faena, como Nahuel Pennisi, Emmanuel Horvilleur o Juliana Gattas.  Pero el que, al final del show, salvó las papas, fue aquel mismo que descollara en el homenaje a Federico Moura en Provincia Emergente: el inefable Leo  García que, con cara nueva, conectó como ninguno con el público con su versión de “Cuando calienta el sol”

Más allá de todo esto, merece un párrafo positivo la banda de Emme , Mickys, que sonó prolija y acompañó de buena forma a una docena de cantantes que se sucedieron.

Una vez terminada la primera noche y en referencia a lo que uno espera del Festival Ciudad Emergente la pregunta es (al estilo del nuevo tema de Babasónicos): ¿Hacía falta todo ésto?

Guillermo Cerminaro