Browse By

#Review| Bright

Paredes cubiertas por graffitis junto a una canción de rap que suena de fondo, son componentes de la primera escena que se muestra en Bright, producción realizada exclusivamente para Netflix. Estos elementos nos permiten ubicar en el espacio donde se desarrolla ésta historia que, por momentos, pretende emular a las clásicas películas policiales de los años noventa, donde una pareja de policías iba hasta las últimas consecuencias para resolver el caso que le habían asignado. Lo curioso en esta dupla es que uno de ellos, representado por Joel Edgerton, forma parte de una estirpe conocida en el universo construido por el film como orcos, que conviven junto a humanos en los espacios de la vida cotidiana. Entre los seres fantásticos que forman parte de este universo también se encuentran los elfos, unos individuos que se ubican en la clase alta de la sociedad y por esa razón tienen poder sobre los otros, además de hadas de tamaño miniatura que molestan en las casas como moscas en verano.

El conflicto de la película inicia cuando el policía humano de este dúo,protagonizado por Will Smith recibe un disparo de una pandilla de orcos a la que intentan atrapar con poco éxito. Durante el recorrido que realizan para atrapar al agresor se encuentran con un artefacto extraño que tiene la capacidad de cumplir los deseos de su poseedor, sin embargo, sólo pueden manipularlo aquellos individuos conocidos como Brights. En este sentido, surge una antigua disputa entre los seres fantásticos y un poder oscuro que se creía destruido.

David Ayer, director de Suicide Squad, no aprovecha al máximo los efectos especiales que se utilizan en la película donde por momentos se logran tomas espectaculares de explosiones o balaceras pero carece de argumentos fuertes que justifiquen esas escenas, es decir, no se consigue explotar al máximo el universo fantástico que se construye aún con el presupuesto necesario para hacerlo. Por último, la presencia de Will Smith le da un tono tragicómico a los acontecimientos que de fondo parecieran retratar conflictos por diferencias étnicas que suceden en las grandes ciudades.

Gonzalo Peredo