Browse By

#FestivalBUE, día 2: Gorillaz, la vanguardia es así

Gorillaz va a tocar a las 11, se sabe. No: va a llover, muy fuerte. Va a tocar a las 8. O mejor 7:45. Y Major Lazer, que iba a tocar a las 21, mejor va a tocar a las 22. Así fue la evolución horaria de la grilla del segundo día del Festival BUE. Es que la tormeta, se sabía, iba a azotar. Y así fue.

Ocho y diez finalmente arrancó la banda de Albarn. Antes, Vince Staples había hecho sentir el calor de Buenos Aires: el sol pegaba fuerte y él no distría. La oferta era mejor en el microestadio cerrado de tecnópolis: allí había aire acondicionado y un Baxter Dury encendido, punto bien alto del buen gusto británico.

Cuando fue la hora, pasados esos treinta minutos de retraso que habían dejado al playón del campo del escenario principal prácticamente oculto del sol, M1 A1 abrió el show de Gorillaz. Y la sucesión de canciones confirmó lo que ya se sabía: la de Damon Albarn es la banda con actitud rock que mejor sabe cambiar de estilos, la que mejor conoce los climas, la que mejor los interpreta. Entonces, pueden saltar del soul al hip hop, del góspel al pop con destreza y delicadeza. Y detrás de ellos, una docena de músicos vestidos de negro, como los plomos que no tienen que ser vistos, los cartoons. Enormes, imponentes: los Gorillaz de trazos y colores hacen de las suyas en una pantalla gigante que es tan alta y tan ancha como el escenario mismo. Desde sus comienzos, allá cuando el milenio cambiaba, lo distintivo de Gorillaz era claro: es la banda que mejor ha interpretado la vanguardia. Y lo de anoche fue la confirmación de eso.

Terminó su show: se hizo la lluvia. Había aguantado, pero no pudo más: las actividades en el escenario principal, que todavía tenía un lugar reservado para Major Lazer, se suspendieron sin más, dejando circunscripta la actividad del festival a lo que pudiera ocurrir en el microestadio techado. Allí, se sucedieron los shows de las bandas nacionales que habían quedado colgadas por el cambio de horario, pero los de Diplo nunca aparecieron.

Leelo: Diplo, furioso en Twitter con la suspensión de Major Lazer en el Festival BUE